Horizonte 2.015

Ya estamos en el último mes del año 2.014, y empezamos a mirar al nuevo año con muchas incógnitas y sobre todo con expectativas de que el nuevo año sea, desde el punto de vista económico, mejor que el pasado, y que los últimos buenos datos macroeconómicos, tengan reflejo en las familias.

Desde mi punto de vista, los precios de la vivienda, hablando en general, como he ido comentando en los últimos meses, ya no sufrirán casi ajustes a la baja, pues se constata ya en los últimos meses, que los precios de la vivienda se van recuperando, pero tan levemente que no se aprecia, si bien es, en cualquier caso, un punto de inflexión que hace mirar al futuro con mayor optimismo.

No hemos digerido ni mucho menos, ni lo acabaremos de hacer durante todo el 2.015, el “fast-urbanism” vivido, que hace que exista un stock inasumible de viviendas. Pero este stock no tendrá el mismo comportamiento en unas zonas que en otras. Donde podremos diferenciar dos situaciones:

1ª- Capitales de comarca, ciudades bien conectadas con medios de transporte y situación socio-económica media.

2ª- Poblaciones sin un especial atractivo residencial, con malas comunicaciones,  o aquellas que disponiendo de todas las comunicaciones y servicios de todo tipo, presentan un nivel socio-económico malo.

Entre las primeras, se irá absorbiendo la oferta, poco a poco, mientras que en las segundas, no podrán ser objeto de transacciones de compraventa, quizás sí de alquiler. Esto se deberá a que las entidades que conceden crédito a la compra, lo harán solamente a quien presente solvencia económica, y éstos no comprarán en barrios como los descritos en segundo lugar. Esto abrirá desgraciadamente una mayor brecha social, donde podremos distinguir una sociedad de dos velocidades, entre los que disfrutarán de crédito y financiación para la compra, y los que todavía serán objeto de desahucio por impago, con barrios degradados, donde ya podemos ver infinidad de ascensores precintados por impago, viviendas “okupadas” y situaciones donde como indico, alguien que se lo pueda permitir, no querrá adquirir una propiedad.

La política de vivienda de la Generalitat, tampoco está ayudando a evitar esa brecha entre unos barrios y otros. Así por ejemplo, no está ofreciendo soluciones para la rehabilitación. Legisla, pero no vela porque se cumplan las leyes que redacta. Y legisla porque no tiene más remedio, porque estamos en el marco de la CEE, siendo las Directivas Europas las que marcan el camino a seguir.  Ni estimula la rehabilitación, ni articula medidas para que se cumplan las leyes que ella misma legisla. Vemos, por ejemplo, cómo es obligatoria la Inspección Técnica de Edificios, para edificios de más de 50 años, pero con datos de la propia Generalitat, apenas se están realizando esas inspecciones. Es inimaginable que se cumpla una ley cuando no se establecen medidas para que se cumpla. No existe a día de hoy, ni una sola sanción por incumplimiento, ni se exige para ningún trámite, salvo para acceder a ayudas o subvenciones. Como consecuencia, veremos cómo determinados barrios se siguen degradando, y cómo los más antiguos (cascos históricos), sufren problemas serios, como ya viene ocurriendo, como pueden ser derrumbamientos parciales o incluso colapsos completos de edificios.

Está previsto que se concedan ayudas a los propietarios de viviendas que acometan mejoras en:

  1. accesibilidad (ascensores, rampas, etc)
  2. mejoras en la eficiencia energética (aislamientos, instalaciones, etc que mejoren el rendimiento energético y consumos de CO2)
  3. actuaciones sobre la estructura del edificio.

Para acceder a las ayudas, se deberá realizar el Informe de Evaluación de Edificios, donde se detallará el estado del edificio en general, y especialmente sobre estos tres apartados. Esto permitirá conocer, si se aplicara sistemáticamente el estado del parque de viviendas, si bien, yo no soy muy optimista sobre el alcance de estas actuaciones, habida cuenta del fracaso estrepitoso de la implantación de las Inspecciones Técnicas de Edificios (ITE).

La obra nueva se seguirá limitando a promociones de viviendas unifamiliares (autopromoción) aprovechando el bajo valor actual de los solares.

Esta es mi previsión, queda escrita, por lo que veremos cuánta razón tenía.

Espero vuestros comentarios, como siempre. Y para cualquier duda o ampliación podéis contactar conmigo en  http://arquitectotecnicotgn.weebly.com/

Acerca de arquitectotecnicotarragona

Arquitecto técnico en El Vendrell (Tarragona) http://arquitectotecnicotgn.weebly.com/
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Horizonte 2.015

  1. Reblogueó esto en Arquitecto técnico Tarragonay comentado:

    ¿Tenía o no tenía yo razón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s