PROPIEDAD PRIVADA

Hay conceptos que sustentan la sociedad en la que vivimos, pero tienen unas connotaciones para buena parte de la sociedad, normalmente la llamada “izquierda” , negativas. Así podríamos incluir la policía (represora), el capitalismo (salvaje) y otros muchos parecidos.  Y dentro de este “paquete”, podríamos incluir la propiedad privada. Algunos asocian la defensa de este derecho a la defensa de ricachones latifundistas que los humoristas gráficos dibujan gordos y con sombrero de copa, pero en realidad, este derecho asiste también a las clases menos favorecidas, y estas clases necesitan una defensa por parte de la Administración de este derecho, que levantó en España a una clase media, donde unas garantías jurídicas, con unas reglas del juego muy claras, favorecían la inversión extranjera y la inversión en ladrillo de millones de familias españolas, que sacrificaron toda una vida, para poder hacer frente a sus obligaciones hipotecarias.

Hoy asistimos, y lo vemos en nuestra comarca (Baix Penedés) como en el resto de Catalunya, cómo mientras a muchas familias desahucian por no poder afrontar algunas cuotas de la hipoteca, aunque hayan amortizado buena parte de la deuda, otras personas ocupan irregularmente esas mismas viviendas. Mientras existe todo un proceso de ejecuciones hipotecarias, lanzamientos, etc en contra de los propietarios, no existe ningún procedimiento parecido contra los “okupas”.  Buena parte de la sociedad está encantada con esta situación, y tiene una imagen “robinhoodiana” de la escena. Bastan argumentos de bisutería intelectual como “gent sense casa i cases sense gent” o “bancs culpables”, o que las propiedades usurpadas, van a tener un uso cultural, o social, para que buena parte de la sociedad esté conforme. Pero igual que las familias se hipotecan para el uso residencial de su vivienda de primera residencia, yo entiendo que la adquisición de inmuebles para el supuesto uso social o cultural, se debe hacer por vías legales. Por poner solo un ejemplo, La Lira Vendrellenca, no “okupó” una propiedad privada para su uso social y cultural, sinó que a través de una inversión con socios, y demás, compró un solar y costeó (con ayudas de la administración) las obras necesarias. Y si no se tienen los recursos no se puede hacer, aunque yo no conozco ningún pueblo de cierta entidad, que no disponga de “casales”, abiertos a cualquiera.

Existen multitud de regulaciones, normas y derechos que se conculcan continuamente, pero solo nos ofendemos muchísimo, cuando en aplicación de las leyes desahucian a los propietarios e inquilinos, mientras que aplaudimos, o simplemente guardamos silencio, cuando se conculcan las leyes.

Entre estas regulaciones, un compañero arquitecto técnico, me explicaba cómo recibió el encargo de unas cédulas de habitabilidad para el uso turístico de unos cincuenta apartamentos. El promotor le explicó a mi compañero que necesitaba que en la ocupación máxima (uno de los apartados que constan en el certificado de habitabilidad y que la Generalitat controla) figuraran un determinado número máximo de ocupantes, pues si no, no podría alquilarlos a una familia de por ejemplo,  cuatro miembros. Mi compañero le explicó que no podía hacerlo, pues no reunían las condiciones necesarias para esa ocupación máxima, y el promotor no sé si no pudo alquilarlos o buscó a algún otro técnico “menos profesional” que hiciera la correspondiente falsedad documental (que de todo hay). Pero el asunto es, cuando una vivienda se ocupa ilegalmente, ¿se controla el número máximo de “okupantes”? Naturalmente es una pregunta retórica, y todo, es al final, una broma. Una broma de mal gusto, sobre todo para los vecinos de los inmuebles “okupados” (por no hablar de los legítimos propietarios, pues no siempre son propiedad del banco) que en muchos casos, además de tener que soportan la discriminación aberrante a la que ya hemos hecho referencia, tienen que soportar en muchos casos, ruidos, suciedad, robos, etc.

Urge pues, a mi juicio, una solución sobre este asunto. Aunque ya entiendo que ahora hay Mundial, y después del verano, los políticos estarán muy ocupados con la Consulta y el Proceso, y en ponerle nombre a esta tierra, pero los ciudadanos necesitamos una administración que se preocupe “por los problemas de la gente” en lugar de inventar problemas nuevos para su provecho.

Espero vuestros comentarios. Podéis seguirme en @JosanchR

 

Acerca de arquitectotecnicotarragona

Arquitecto técnico en El Vendrell (Tarragona) http://arquitectotecnicotgn.weebly.com/
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a PROPIEDAD PRIVADA

  1. SATE VIPAL dijo:

    La verdad es que según interese se manipula y tan solo importa el impacto el número de votos, no solo en temas relacionados con la vivienda y primeras necesidades, sino en todos los ámbitos. En primer lugar deberíamos fomentar y promocionar los valores ante todo, sin ellos esta sociedad está condenada, solo importa el como poder beneficiarse y llevase una buena comisión al bolsillo sin importar las consecuencias, y si se destapan, se colocan cortinas de humo o se aprovechan eventos como el mundial para distanciarlos y minimizar el impacto en la sociedad.

  2. Disculpa SATE VIPAL, por no haberte contestado antes. Agradezco tu comentario, y estoy de acuerdo con él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s